¿Quejeso del propósito?

Descubrir o conocer cuál es mi propósito, es un tema que en principio me generó angustia e incertidumbre, así que lo dejé pasar por un tiempo y lo retomé cuando me sentí cómoda con él, a mi manera de ver fue una buena decisión, por lo general cuando estoy abrumada por alguna cosa que tengo en mente, me funciona muy bien mantener la calma, hacer una pausa, quedarme en blanco y luego retomar, para mi ha sido crucial para este y muchos otros temas personales, lo que trato de hacer es aprender y disfrutar el camino, y en este caso, para poder disfrutar el proceso de descifrar “a qué se supone que vine a este mundo”, pasé por una época un poco agobiante puesto que es algo súper abstracto, y me tocó separar la razón, de eso que yo llamo los designios de Dios para no volverme loca con tanta pensadera.

No todo el mundo está como yo pendiente de averiguarlo, pero si he notado que hay un número importante de personas allá afuera, viviendo altos niveles de ansiedad y están en una búsqueda constante de cosas que definitivamente, en vez de ayudar, agotan y generan mucha frustración, porque por más que lo intentan, no logran responderse cuál es su propósito, y lo primero que me costó entender es que esa es una respuesta que no está garantizada, tal vez lo que yo considero hoy que es mi propósito, realmente no lo es, y voy por la vida haciendo un poco de cosas creyendo que lo descubrí, y la verdad es que en el fondo creo que es un gran misterio, uno que me empeñé en descifrar y que supuestamente descubrí, pero que no tengo certeza alguna de que si lo tengo claro.

Esto parece todo un trabalenguas, y yo creo que lo es, es un misterio como podría ser la muerte, lo que si puedo admitir hoy es que ya por lo menos no me quita el sueño, porque me había convertido en una máquina de hacer preguntas y de tener respuesta para todo, lo cual habla de una necesidad muy grande de control, viví por muchos años, como una especie de OBJETIVOMETRO, en una carrera permanente por lograr objetivos, uno tras otro, como en una montaña rusa, desde responder la pregunta famosa ¿Quién soy?, hasta el logro de un objetivo tras otro, hicieron de mi una máquina de logros y metas, como si tuviera instalado un OBJETIVOMETRO en el cuerpo.

Por supuesto llegó un momento que me dije a mi misma: “Calma, cálmate, vamo a calmarnos”, y es que debido a esta situación, no me daba cuenta que en medio de esa vorágine que es la vida, está un SER, ahí en medio estoy yo, un SER a quien ni siquiera había volteado a mirar por años o décadas, mirarme con ternura, con solidaridad, lo peor de todo, es que la carrera sin fin por mis resultados, tenía solo un objetivo y era demostrarle a los demás que yo valgo, que soy suficiente, cuando realmente, había toda una estructura soportada por el miedo al qué dirán, y es que cuando mi lucha es por demostrar que valgo y que soy suficiente, realmente es todo lo contrario, lo que realmente siento es que no valgo nada y que no soy para nada suficiente, cuando vivo buscando la aprobación del otro, el reconocimiento del otro para sentir un momento de satisfacción porque logré demostrarte que soy lo máximo, me hundo cada día más en la desolación, porque entonces soy tan fuerte, tengo tanto control, soy tan exigente conmigo mismo, soy tan autosuficiente que mi pobre SER tarde o temprano colapsa, el control es carencia de confianza, confianza en mi mismo, en los demás, en los procesos, el control tiene que ver con lo que va a pasar, tiene que ver con que siempre falta algo y esto se convierte en esas exigencias que afloran y que no se detienen, por el contrario nos volvemos cada vez más exigentes, controlar produce ocultamiento y falta de confianza, tu controlas y el otro te miente, a mayor control, más trampas – ¿Esto te suena familiar?

… Yo, no soy mis resultados

Mis resultados no definen quien soy, porque soy parte de un todo mucho más grande que eso, sin embargo estar permanentemente en la carrera por el logro de objetivos, por ser perfectos, de no equivocarme por que es pecado, me conduce derechito al barranco de la frustración porque me niego a decir no sé y mucho menos a pedir ayuda, hasta que me doy cuenta y entiendo que no tengo que demostrarle nada a nadie, y que conectarme con mi fuente es lo que en realidad vale la pena, esto es complicado en una sociedad donde juzgamos al otro por sus logros reflejados en lo que poseen, dependiendo de lo que tienes, serás un ganador o un perdedor

¿Qué es eso (Quejeso) de mi propósito y dónde lo consigo?

Tuve la oportunidad de realizar una certificación en temas relacionados con el propósito, y lo que más me atrapó en ese momento, fue la idea de que el propósito de mi vida, no es algo que yo debo buscar, ni es algo que voy a descubrir reventándome a preguntas, porque como mencioné anteriormente, esto lo que provoca es mucha ansiedad y frustración, entonces me gustó demasiado eso de tomármelo con calma, bajarle dos rayitas a la intensidad y entender que al final del día, mi propósito está dentro de mi, es mi fuente, es algo que yo no elijo, solo lo acepto, tiene por supuesto una parte voluntaria que es la ejecusión, pero en definitiva es un proceso de absoluta inspiración, por tanto mi propósito es profundo, constante, es una esencia dinámica, que solo vive en el presente, mi fuente no es más que eso que me mueve cuando conecto con mi propio ser, este es un tema complejo, yo creía que mi propósito era compartir con los demás lo que he aprendido a lo largo de mi vida, compartir mis experiencias en pro del aprendizaje de otros, pero cuando me enfrenté a este concepto de MI FUENTE, me di cuenta de que mi propósito es la solidaridad, tu propósito es algo que está en tus tripas, es algo que va más allá del plano terrenal en el que vivimos, es algo sublime, y la razón por la que es tan dificíl de entender, tiene que ver con la falta de conexión que tenemos con nuestro propio ser, con esa alma que habita dentro de nuestros cuerpos esperando pacientemente a que te voltees a mirarla, eres un ser único y hermoso, por eso no eres tus resultados.

EL PROPOSITO

  • Es mi fuente
  • No lo elijo, lo acepto
  • Está en mis tripas
  • Ocurre sin esfuerzo
  • Inspiración
  • Conectar con mi fuente
  • Despertando al propósito
  • Ejecusión
  • Lo que agradezco y me agradecen
  • Lo que me mueve cuando conecto con mi propio ser

Conéctate con tu alma y encuentra tu propósito

Para poder conectar con la fuente, la recomendación es darle espacio al vació, esto se logra con Meditación, Respiración y Contemplación, hay algo muy curioso que ocurre cuando intentamos quedarnos en silencio con nosotros mismos y que nos perturba, y es que quedarme en silencio implica inevitablemente ponerme cara a cara conmigo y descubrir quien soy realmente y esto genera mucho miedo, sobre todo cuando la persona tiene tiempo ignorándose e ignorando su realidad, cuando pasan años y te miras en el espejo, pero no te ves, cuando no te has conectado con ese ser que es pura esencia dentro de tu cuerpo físico, esto genera mucha ansiedad y la tendencia es a no prestar atención

¿Qué hacer?

  • Entiende primeramente, que vale mucho la pena redescubrirte
  • Sonido y vibración en el vacío te conecta con la fuente
  • Dale espacio al vacío, abraza el silencio
  • Atraviesa la sensación de la nada, medita
  • Busca tu propósito en el silencio
  • Liberate del miedo a conectar con tu pureza más profunda

Cuando tomo responsabilidad por lo que traigo, pero no elegí … Aquí se vuelve propósito

Deja un comentario

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.

50 Preguntas para el autoconocimiento

Hace unos cuantos años, cuando tomé la decisión de acercarme al mundo del Coaching, una de las primeras cosas que tuve que hacer, para encontrar respuestas, a muchísimas preguntas que tenía en mi cabeza, fue conocerme, escucharme, entenderme, y es que, el Coaching se trata de ti, todas las respuestas a tus inquietudes las tienes tu, por eso el autocoaching resulta tan mágico, porque abre tus ojos y tu mente, a tu propia verdad, no hay cabida para la mentira, ni para las poses, ni hay limites, todo lo que aflora es la pura verdad.

Cuando le contamos nuestra vida a otros, somos selectivos, y evaluamos hasta que punto deseamos revelar nuestra historia, rápidamente nuestro cerebro calibra los recuerdos y marca la pauta, entonces decidimos que partes omitir y cuales experiencias magnificamos para impresionar al otro, pero cuando eres tu, a solas contigo, lo que sale de ti, te va a sorpender, porque nadie conoce mejor tu historia que tu mismo, al principio te da un poco de miedo, porque la mayoría de nosotros, guarda silencio sobre lo que sentímos, incluso muchos de nosotros, llevamos años sin nisiquiera mirarnos al espejo, es decir, ves tu imagen reflejada en él, tal vez mientras te cepillas los dientes, o chequeas tu ropa antes de salir rapidamente de la casa, pero vernos realmente a los ojos, decirnos una palabra bonita, muchos no lo hacemos.

En su momento, iniciando la búsqueda de mi propósito, yo particularmente, admití cosas sobre mi, que jamás habría dicho delante de nadie, me refiero a cosas como por ejemplo, que tenía tendencia a necesitar reconocimiento excesivo, me di cuenta de que era una persona muy exigente y poco gentil conmigo misma, era inconforme en muchos aspectos de mi vida, me quejaba por todo, estaba llena de rabia y mostraba a los demás todo lo contrario, era una persona impositiva, no respetaba los puntos de vista de los demás, estaba muy encerrada en mi mundo para evitar salir lastimada, y en general tenía una gran tristeza, por haber sido abandonada de muchas maneras durante mi infancia, así que mis primeros pasos en el Coaching, me llevaron por el camino de la sanación de mi niña interior, porque ninguna de las emociones que estaban haciéndome daño, por no saber manejarlas, nacieron conmigo, sino que las aprendí mientras crecía.

La mejor forma que encontré para dejarte las preguntas, fue a través del formulario anexo, no tienes que enviármelas si no lo deseas, tanto las preguntas como tus respuestas, te pertenecen, descargalas a tu computadora y trabaja en cambiar lo que debas cambiar, si sientes que necesitas a alguien que te oriente, con todo gusto estaré aquí para apoyarte, déjame un comentario al final de la publicación, sobre tus resultados, tus impresiones luego de responder el cuestionario.

@bycarodosy


¿Qué tanto te conoces?

El autoconocimiento es una herramienta primordial, cuando buscamos respuestas sobre nuestro propósito en esta vida, anímate a responder y averigua que tanto te conoces a ti mismo.

¿Quién soy?, ¿Qué me motiva?, ¿Qué me gusta, y disgusta?

Deja un comentario