Gestiona a tu jefe

En la vida hay cosas que no podemos elegir, como por ejemplo, la familia, el lugar donde naciste, y otra cosa que no podemos elegir es el jefe, todos alguna vez hemos tenido un jefe, y hay jefes de jefes, cada uno de ellos, con personalidad y estilo profesional diferente, y la mejor manera de construir una buena relación de trabajo con el jefe, es a través de la comunicación eficaz, teniendo disposición para trabajar en equipo, manejando técnicas de negociación, entre otros, al final del día, lo importante es que exista una relación positiva y productiva entre tu jefe y tu, incluso cuando tu eres el jefe absoluto, es decir, eres tu propio jefe, corresponde hacer una introspección profunda, para determinar cuales son nuestro gustos, cual es nuestro estilo de comunicación, a fin de poder informarlo a nuestros subalternos, y así se evitan roces y malos ratos innecesarios, yo me interesé en el tema, debido a un jefe que tuve, yo nunca había trabajado con alguien parecido a él, y me ocurrió que en vez de gestionar a mi jefe, me desesperé a tal punto, que pensé en renunciar a mi trabajo, un lugar donde trabajé casi 18 años de mi vida, pero afortunadamente, tuve un soplo de inteligencia, y me puse a hacer mi tarea, comencé preguntándome ¿Cómo hago para poder trabajar en paz con este jefe?, luego de investigar y establecer la estrategia, puse en práctica una serie de acciones, que realmente fueron de mucha ayuda, veamos un resumen de algunas de ellas:



Un aspecto crucial que da forma al tema de gestionar a tu jefe, tiene que ver con entenderlo, ponerte en sus zapatos, identificar la presiones a las que se enfrenta, familiarízate con la personalidad de tu jefe:

  • ¿Cómo actúa tu jefe?
  • ¿Qué le gusta y qué no le gusta?
  • ¿Cuáles son sus preferencias de trabajo?
  • ¿Cómo quiere que te comuníques con él: email, teléfono, cara a cara, quiere mucha información, quiere que sigas por tu cuenta y le informes si hay algún problema?
  • ¿Cómo es su personalidad?, ¿Es introvertido, reservado, extrovertido, quiere estar cerca, es detallista?
  • Pregúntale si debes solicitar su tiempo, si debes mantenerlo al día
  • Más importante aún, date a conocer por tu jefe
  • Finalmente, organiza conversaciones informales con tu jefe y hablen sobre roles mutuos

La posibilidad de tener una buena relación laboral con tu supervisor inmediato, está en tus manos, solo necesitas disposición para adaptarte y aprender a manejar la diversidad, además puedes ganar una posición muy respetable delante de tu jefe, al encarar la relación laboral, mostrando tu total apoyo y apertura al cambio, yo como jefe, quedaría gratamente sorprendida, si un subalterno me plantea su interés por saber como vamos a trabajar juntos.

@bycarodosy


Deja un comentario

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.