Carta de un Psicópata a su víctima

El o la Psicópata usa una máscara para conquistarte, pero pronto la ves caer, exponiendo su lado malvado

“Hola me presento, soy un hombre (aunque también podría ser una mujer), mi edad no importa, podría tener cualquier edad, en realidad soy la persona que crees que te conviene, soy culto, amable, educado, encantador, divertido, de físico agradable, con una posición en la vida, no vas a poder creer la suerte que tienes de haberme conocido, soy tu alma gemela.

Ahora te sientes sola (o), seguramente eres muy vulnerable y aunque no lo quieras reconocer, estás deseando amar y ser amada, yo te voy a seducir, voy a convertirme en ese hombre o mujer que tu quieres que sea, te colmaré de atenciones, te trataré como a una reina, voy a hacerme imprescindible en tu vida.

Seguramente habrá cosas de mi que no te cuadren, pero tu ilusión por sentirte acompañada las borrarán automáticamente de tu mente, en realidad soy un sociópata, un narcisista, necesito nutrirme de tus sentimientos para poder sobrevivir, te necesito, pero sólo por un tiempo, hasta que me canse de ti, no es nada personal, llegará un momento en el que ya no me interesarás, y entonces, me convertiré en un ser irreconocible para ti, pero ya estarás tan apegada a mi, que serás incapaz de reconocer que nunca te he querido y que sólo has sido para mí, como el agua para el sediento, una vez saciada la sed, encontraré miles de fuentes en las que saciarme, hay tantas personas necesitadas de afecto en este mundo, que para mi no será difícil.

Una vez me haya librado de ti, luego de mentirte, engañarte y de hacerte dudar de tu percepción, buscaré otras víctimas, eso no es ningún problema, mientras que a ti, te será muy difícil olvidarme, porque lo que vivirás junto a mi nunca será real, ni siquiera tus sentimientos hacia mi son reales, todo es mentira, y no te gustará reconocerlo, si logras ver quien soy, muchos no te creerán que yo pueda ser ese monstruo que describes, te quedarás llorando, intentando entender que ha pasado, intentando reconquistarme u olvidarme.

“No eres tan valiente, y no me importa, nunca me importaste”

Que estupidez, si nunca me conquistaste, no lograrás recordar que fui yo quien te sedujo, olvidarás tu resistencia inicial, acabarás aburriendo a todo el mundo con tu patetismo, con tus lágrimas y tus problemas, pensarán que estás obsesionada por una mala ruptura, no entenderán que yo he socavado y erosionado tu identidad, que te he manipulado hasta hacerte cambiar la química cerebral, cada vez te sentirás más hundida y más sola, sólo podrás salir del agujero en el que te has metido, cuando te des cuenta de que en realidad nunca me has querido, que aquel del que creíste estar enamorada, no existió salvo en tu imaginación

Cuando descubras eso, podrás seguir adelante, pero necesitarás tener mucha fortaleza para reconocerlo, no todos estamos preparados para entender la psicopatía, hay muy poca información al respecto, y eso, a nosotros los vampiros emocionales nos sirve, hay que ser muy valiente, pero no sé si tú serás este tipo de persona, y francamente no me importa, nunca me importó.”

Autor desconocido:

Este relato resume de manera magistral, la montaña rusa de emociones, que experimentan las víctimas del amor psicopático (tanto hombres, como mujeres), busca información, la mejor referencia que puedo darte es seguir en RRSS, sobre todo en Youtube, al Médico Psiquiatra Dr Iñaki Piñuel

@bycarodosy


Deja un comentario